¿Se puede perder grasa del vientre en 2 meses?

¿Quieres perder grasa del vientre?. Probablemente quieras ver resultados lo antes posible; probablemente hayas visto los artículos o las portadas de revistas que prometen una barriga plana en días o con un solo movimiento.

En realidad, perder grasa abdominal lleva tiempo. Si estas buscando específicamente el objetivo de tu vientre, ten en cuenta: usted no puede detectar la pérdida de grasa. Esto significa que usted puede hacer abdominales o tablas durante todo el día, pero no quemará específicamente la grasa del vientre. En cambio, usted puede perder grasa corporal en general, incluso de su vientre, al evitar ciertos alimentos que hinchan el vientre y con algún ejercicio estratégico, inevitablemente verá resultados en su vientre.

Siga leyendo para ver algunos de nuestros mejores consejos respaldados por expertos para reducir la grasa y ver los resultados en sólo dos meses.

Comer en un déficit de calorías

La pérdida de peso se reduce a la dieta. Para perder grasa corporal, usted necesita comer en un déficit de calorías como en, gastar más calorías de las que ingiere.

“Tienes que quemar más calorías de las que comes”, y perderás el exceso de grasa, donde sea que esté en tu cuerpo.”

Para encontrar el objetivo calórico al que debe aspirar para alcanzar sus metas, reúnase con un dietista registrado que le pueda ayudar a hacer un plan de alimentación. Si eso no está en sus planes, use esta fórmula para obtener un objetivo aproximado de calorías para perder peso. Sólo asegúrese de no comer menos de 1,200 calorías al día para las mujeres; comer muy pocas calorías ralentizará su metabolismo (¡por no hablar de privarla de nutrientes esenciales!).

Sin embargo, no es sólo la cantidad de calorías lo que importa, sino también la calidad. Usted necesita concentrarse en alimentos densos en nutrientes que le den más beneficios. Piense: verduras de hoja verde, verduras sin almidón y frutas.

Límite de azúcar

El azúcar es denso en calorías y prácticamente no tiene valor nutritivo. Por lo tanto, no sólo estas calorías se acumulan y hacen que usted aumente de peso, sino que el azúcar también juega un papel especialmente delicado en la forma en que nuestro cuerpo almacena la grasa del vientre.

La investigación muestra que un aumento en el consumo de azúcar, especialmente en las bebidas endulzadas con azúcar, puede llevar a más grasa en el vientre. Además, el azúcar aumenta los niveles de insulina y el exceso de insulina se ha relacionado con la obesidad.

Se deben limitar los culpables típicos de los dulces como caramelos, galletas, donuts, etc. También debe prestar atención a las fuentes furtivas de azúcares añadidos. Los dietistas concuerdan, que el azúcar añadida se puede encontrar en alimentos “saludables” como la granola, las barras de cereales, el yogur y las mantequillas de nueces. “No tener azúcar añadida es óptimo, pero se recomienda esforzarse por sólo 25 gramos (seis cucharaditas) al día para aquellos que quieren perder grasa en el vientre”, “Si tienes un problema de salud, tal vez quieras limitar tu consumo de azúcar a 15 gramos (cuatro cucharaditas) al día.”

Elimina los granos refinados

Al igual que el azúcar, los granos refinados también elevan su nivel de azúcar en la sangre y alteran sus niveles de insulina, lo que puede causar aumento de peso.

“Para eliminar la grasa del vientre, descarte los granos refinados como el pan blanco y el arroz blanco y coma más granos enteros, como avena, cebada, farro, quinoa, pasta de trigo integral y arroz integral”.

Además, los granos refinados son altos en calorías pero no saciantes. “Los carbohidratos secos y refinados como las tortillas de harina, las palomitas de maíz, los pasteles de arroz, las papas fritas horneadas y los cereales secos suman entre 1,400 y 1,750 calorías por libra”. “Podrías tragarte algunos bocados y consumir 1.000 calorías mucho antes de sentir la plenitud.”

Consumo de fibra

En la otra cara de los granos refinados se encuentran los carbohidratos complejos, que tienden a estar llenos de fibra, la carga de fibra puede ayudar a reducir la grasa del vientre, sobre todo porque se llena más.

Los expertos recomiendan consumir alimentos ricos en fibra, como frijoles cocidos, cereales integrales calientes (como la avena), fruta fresca, papas al horno y batatas, verduras y pan de trigo integral al 100%.

Sea estratégico con el entrenamiento de fuerza

Muchas personas piensan que necesitan hacer todo lo posible en cardio si están tratando de bajar de peso. Y mientras que el ejercicio cardiovascular puede ayudarle a quemar calorías y a tener un déficit general de calorías, el entrenamiento de fuerza y el levantamiento de pesas le ayudarán a perder peso a largo plazo. El entrenamiento de fuerza le ayudará a construir músculo, y más masa muscular significa que su cuerpo quema más calorías en reposo.

Para fortalecer los músculos y ver mejoras, es necesario implementar una sobrecarga progresiva: “hacer más de lo que hacías antes”. Esto puede significar más repeticiones, series, peso, etc, puede significar que descansa menos entre sesiones, que mejora la amplitud de movimiento de cada ejercicio o que tiene una mejor conexión con el músculo que en la última sesión. Esto no sólo le ayudará a ver el progreso, sino que también quemará más calorías durante cada sesión.

Pruebe HIIT

HIIT, que significa entrenamiento a intervalos de alta intensidad, puede ayudarle a realizar un entrenamiento eficaz en un período de tiempo más corto. En HIIT, usted hace un período de ejercicio completo seguido de un período de descanso aún más largo. Usted puede hacer HIIT con ejercicios de peso corporal, movimientos de levantamiento de pesas o ejercicios cardiovasculares, como correr en la cinta de correr.

Existe alguna evidencia de que el HIIT puede dirigirse a la grasa del vientre. Los expertos recomienda que la gente haga HIIT una o dos veces a la semana para perder grasa. HIIT también puede ayudarle a lograr el EPOC, o el consumo excesivo de oxígeno después del ejercicio, también conocido como efecto de postcombustión, durante el cual su cuerpo sigue quemando calorías incluso después del entrenamiento.

Duerma lo suficiente

Aunque la dieta y el ejercicio son importantes para la pérdida de grasa, muchas personas tienden a pasar por alto otro hábito importante del estilo de vida: el sueño. La falta de sueño puede aumentar la producción de la hormona del estrés cortisol.

Cuando se está privado de sueño y los niveles de cortisol aumentan para mantener el cuerpo en funcionamiento, es probable que se experimente fatiga, aumento de los antojos de comida, niebla mental y menor energía real. Todo esto impactará tu efectividad en el gimnasio y afectará tu adherencia a un plan de alimentación. Los expertos recomiendan dormir de siete a nueve horas por noche.

Espero te sea útil este post, no olvides seguirnos en las redes sociales y compartir todo, lo que te resulte interesante del blog con tus amigas.

Hasta pronto

Sin comentarios aún

Leave a Reply

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo