Piernas hinchadas causas y remedios

Piernas hinchadas: causas

Las piernas hinchadas pueden ser causadas por alergias, mala circulación e incluso una mala alimentación. Sin embargo, es importante tener en cuenta que hay otros problemas de salud que pueden causar tobillos hinchados y dolor de piernas, como las enfermedades cardíacas o la hipertensión arterial.

A continuación se enumeran algunas de las razones más comunes de la hinchazón en la parte inferior del cuerpo:

Alergias: las alergias hacen que se produzca un exceso de líquido en el cuerpo, lo que puede causar hinchazón en las manos, los pies y los tobillos. Es importante que acudas a tu médico si crees que estás teniendo una reacción alérgica, ya que podría tratarse de algo más grave como una anafilaxia (reacción alérgica grave).

Mala circulación: Esta es otra causa común de pies o tobillos hinchados. La mala circulación puede ser consecuencia del sobrepeso, la obesidad o el tabaquismo. También es posible tener una mala circulación debido a la genética o a una mala elección de la dieta, como comer demasiada sal (sodio) o alimentos llenos de azúcar, como las barritas de caramelo y los refrescos.

Retención de líquidos. Es la causa más común de las piernas hinchadas. Ocurre cuando el cuerpo retiene más líquido para protegerse de la deshidratación causada por el calor o la actividad física. Cuando el líquido se filtra de los vasos sanguíneos a los tejidos, puede hacer que la piel se vea hinchada y distendida.

Venas varicosas. Se trata de venas hinchadas y retorcidas que permiten que la sangre se acumule en ellas en lugar de volver al corazón por los canales normales. Las varices pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero se notan más en las piernas porque están sometidas a más presión que otras zonas.

Deshidratación. Si no se bebe suficiente agua, el cuerpo no puede eliminar el exceso de sodio y otros productos de desecho de forma eficaz. Esto desencadena un aumento del volumen sanguíneo, que hace que el líquido se filtre en los espacios intersticiales entre las células. ¿El resultado? Piernas y pies hinchados.

Insuficiencia cardíaca. Si el corazón no bombea la sangre de forma eficiente desde el corazón al resto del cuerpo, puede producirse una acumulación excesiva de líquido en las venas y arterias, lo que provoca hinchazón en las extremidades y otras partes del cuerpo.

Embarazo. Cuando una mujer se queda embarazada, su cuerpo produce mayores niveles de estrógeno para favorecer el desarrollo del feto. El estrógeno relaja el tejido muscular liso de todo el cuerpo -incluidas las venas y las arterias- haciendo que se dilaten (expandan). Esto aumenta el flujo sanguíneo a través de esos vasos, lo que provoca una hinchazón en todo el cuerpo, incluso en las piernas y los pies.

Lesiones: La causa más común de las piernas hinchadas son las lesiones. Si sufres una lesión, como un esguince o una fractura de hueso, esto puede afectar al flujo sanguíneo y causar hinchazón en las extremidades inferiores. La hinchazón después de una lesión suele producirse en 24 horas, por lo que es importante que acudas al médico si crees que ésta puede ser la causa de tu(s) pierna(s) hinchada(s).

Envejecimiento: A medida que envejecemos, nuestras venas pierden elasticidad, lo que las hace menos capaces de devolver la sangre hacia el corazón de forma eficiente, lo que provoca hinchazón en las piernas (edema). Por ello, las personas mayores suelen tener los tobillos y los pies hinchados, en comparación con las personas más jóvenes, que no tienen este problema.

Piernas hinchadas: remedios

El primer remedio para las piernas hinchadas es la alimentación y el ejercicio. La dieta debe incluir raciones adecuadas de verduras y frutas cada día y estar equilibrada en cuanto a hidratos de carbono, proteínas y grasas. También es importante mantener un peso saludable.

El ejercicio también es importante para prevenir la hinchazón. Los mejores ejercicios son los que implican a todo el cuerpo, como caminar o hacer footing. La natación también es un buen ejercicio porque implica a todo el cuerpo, pero también puede ser peligrosa si tienes hipertensión o problemas de corazón porque hace que tu corazón trabaje más. Si tienes estos problemas de salud, habla con tu médico antes de hacer cualquier programa de ejercicios.

Si tiene hinchazón en una sola pierna, puede deberse a un coágulo de sangre en las arterias o venas de esa pierna. Esto puede ocurrir si tienes diabetes u otra enfermedad que afecte al sistema circulatorio del corazón. Otras causas son las lesiones o las infecciones. Si los síntomas no mejoran en dos semanas o si empeoran con el tiempo, acuda a su médico para que le evalúe.

La terapia de calor es otra opción para tratar la hinchazón de los pies o las manos debida a las varices u otras causas. El calor puede ayudar a relajar los músculos que están tensos por estar de pie todo el día o por correr detrás de los niños todo el día. El calor también ayudará a promover la circulación para que los nutrientes puedan llegar a las terminaciones nerviosas que pueden estar causando dolor. La mejor manera de utilizar la terapia de calor es con una bolsa de agua caliente o una almohadilla térmica a baja temperatura (1-2). También puede sumergir los pies en agua caliente.

Los medicamentos también pueden ayudar a reducir la hinchazón de las piernas al ayudar a aumentar el flujo sanguíneo a través de ellas. Algunos medicamentos que pueden recetarse son los inhibidores de la ECA o los bloqueadores de los receptores de la angiotensina (BRA), que se utilizan para tratar la hipertensión arterial. También pueden utilizarse corticosteroides para tratar los casos graves de edema causados por afecciones como la insuficiencia cardíaca o la enfermedad renal.

Remedios naturales

También existen remedios naturales para las piernas hinchadas que pueden combinarse con una buena nutrición y actividad física para favorecer la microcirculación y reducir la inflamación. Suplementos naturales para las piernas deshinchadasLos remedios naturales pueden ser de gran ayuda para aliviar los síntomas de las piernas hinchadas.Los remedios naturales a base de hierbas y plantas medicinales incluyen, por ejemplo:

centella asiatica

escoba de carnicero

vid roja

arándanos y frutos rojos

ginkgo biloba

castaño de indias

Veamos ahora en qué zapatos centrarse para mejorar la microcirculación y estimular el empuje venoso desde el talón hacia arriba.

  • Zapatos con plantilla anatómica extraíble. Lo ideal es disponer de una plantilla ortopédica a medida -es decir, hecha a medida tras pasar por un exhaustivo control podológico- que se pueda trasladar a cualquier zapato, ya sea de verano o de invierno.
  • Zapatos con «medio» tacón o con un tacón no demasiado alto. Para que quede claro, la elevación perfecta es de 4 cm a un máximo de 7 cm, no más. El tacón también debe tener una base ancha, lo que significa que no es un estilete.
  • Si de todos modos se decide por un zapato más alto, entonces mejor una cuña con una buena base ancha, o un escote o sandalia con un gran tacón y plataforma. Es importante que no haya una gran diferencia de altura entre la punta y el talón.
  • Calzado siempre y sólo en materiales transpirables.
  • Zapatillas con plantilla elástica y elevación interna que estimulan aún más la bomba plantar y al mismo tiempo masajean toda la planta del pie mientras se hace ejercicio (como correr o caminar a paso ligero).

Tratamientos específicos para las piernas hinchadas

Existen varias formas de tratar las piernas hinchadas, entre ellas tratamientos específicos como la presoterapia, el drenaje linfático, la crioterapia, la fisioterapia y los tratamientos osteopáticos, realizados por personal cualificado en centros médicos, de belleza y de bienestar, y que pueden utilizarse si la dieta, el estilo de vida y los suplementos no aportan suficientes beneficios.

Más información sobre los tratamientos

  • Presoterapia: consiste en aplicar presiones de aire sobre diferentes partes del cuerpo para favorecer el drenaje linfático. Esta técnica promueve, además, la oxigenación de los tejidos y recupera la elasticidad cutánea facilitando la regeneración tisular.
  • Masaje de drenaje linfático. Un tipo de masaje que ayuda a mejorar el flujo linfático aplicando presión en puntos específicos del cuerpo. Un terapeuta utilizará sus manos o un dispositivo mecánico para aplicar presión en estos puntos, lo que estimula el movimiento linfático a través de los ganglios linfáticos situados en diferentes partes del cuerpo. Este tipo de masaje ha resultado eficaz para tratar el edema causado por la insuficiencia cardíaca congestiva (ICC) o la enfermedad renal.
  • Crioterapia (terapia de frío). Técnica que consiste en exponer las zonas de la piel afectadas por el edema o la hinchazón a temperaturas frías (-20ºC/-4ºF). Este método puede utilizarse como parte de un plan de tratamiento global para las piernas hinchadas o como opción de tratamiento independiente cuando otras

Masajes

Los masajes son útiles para favorecer la microcirculación y drenar el exceso de líquidos, mejorando así los síntomas relacionados con las piernas hinchadas.Lo ideal es consultar a un profesional que sepa practicar el masaje de drenaje linfático, un tipo de masaje que consiste en «bombear» los líquidos hacia las estaciones linfáticas y de ahí hacia los órganos de eliminación (en primer lugar los riñones). Sin embargo, el automasaje también puede dar buenos resultados: en este caso, basta con masajear las piernas con movimientos circulares de abajo hacia arriba, empezando por los pies y terminando en los glúteos. Para realizar el masaje, se utilizan cremas fluidas o aceites de masaje que contienen extractos de:

escoba de carnicero

centella

vid roja

castaño de indias

o aceites esenciales de enebro, romero, limón y menta.

mujer, yoga, estiramientos
Photo by StockSnap on Pixabay

Ejercicios para las piernas hinchadas

Para aliviar la hinchazón de las extremidades inferiores, se puede proceder a una caminata enérgica durante un cuarto de hora aproximadamente, seguida de ejercicios en la colchoneta con las piernas elevadas, y concluir con estiramientos.

Uno de los remedios rápidos para las piernas hinchadas es precisamente elevar las piernas contra una pared u otro soporte, con la espalda en el suelo, por lo que los mejores ejercicios para deshinchar las piernas son los que se realizan en esta posición.

Los ejercicios para las piernas hinchadas pueden realizarse en casa sin necesidad de ningún equipo especial. Toda la familia podrá participar y disfrutar de ellos juntos. También son muy útiles para las personas mayores que tienen dificultades para moverse por sí mismas.

Ejercicios con las piernas elevadas

La mejor manera de empezar a ejercitar las piernas hinchadas es elevándolas por encima del nivel del corazón mientras se está tumbado de espaldas. Esto ayudará a reducir el exceso de líquido acumulado y a estimular la circulación sanguínea. Para hacer este ejercicio

Túmbese boca arriba con la cabeza apoyada cómodamente en una almohada o cojín. Los brazos deben estar a los lados o apoyados en el pecho.

Levante las piernas ligeramente del suelo (unos 10 cm) hasta que estén perpendiculares a la posición inicial (las pantorrillas deben estar paralelas a la espalda). Mantenga esta posición mientras inspira profundamente por la nariz.

El tercer ejercicio consiste en tumbarse de espaldas con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo; a continuación, levante una pierna en un ángulo de 90 grados y flexiónela hacia el pecho lo máximo posible sin que le cause dolor; ahora haga este ejercicio tres veces por pierna.

¿Cómo prevenir las piernas hinchadas?

Todos los remedios enumerados son muy útiles para tratar pero también para prevenir las piernas hinchadas.Seguir una dieta adecuada y hacer ejercicio regularmente con ejercicios específicos ayuda a deshacerse de las piernas hinchadas de forma eficaz. La dieta y el ejercicio se combinan mejor con suplementos, masajes y tratamientos: un remedio preventivo muy sencillo son las duchas que alternan agua caliente y fría, que pueden reactivar rápidamente la circulación. Las personas que tienen trabajos sedentarios en los que pasan mucho tiempo de pie o sentadas en sus escritorios deben hacer pausas cada 30-40 minutos para desentumecer las piernas, con un breve paseo o unas cuantas elevaciones en puntas de pie.Tenga cuidado con los tacones excesivamente apretados, las medias y los pantalones muy ajustados, que comprimen los tejidos y ralentizan la circulación.

En conclusión, si necesitas algún tratamiento para las piernas hinchadas, nunca sufras en silencio, recurre a estos remedios y mira cuál es el más adecuado para ti.

Las piernas hinchadas son una afección común que se da con mayor frecuencia en las personas mayores. Es el resultado de una combinación de factores como el aumento del volumen sanguíneo, la retención excesiva de líquidos y la compresión de las venas, que dificulta el flujo de la sangre hacia el corazón. En este artículo hablaremos de las causas de las piernas hinchadas y de los suplementos naturales que pueden ayudar a remediarlas.

Piernas hinchadas: causas

Las piernas hinchadas pueden ser causadas por alergias, mala circulación e incluso una mala alimentación. Sin embargo, es importante tener en cuenta que hay otros problemas de salud que pueden causar tobillos hinchados y dolor de piernas, como las enfermedades cardíacas o la hipertensión arterial.

A continuación se enumeran algunas de las razones más comunes de la hinchazón en la parte inferior del cuerpo:

Alergias: las alergias hacen que se produzca un exceso de líquido en el cuerpo, lo que puede causar hinchazón en las manos, los pies y los tobillos. Es importante que acudas a tu médico si crees que estás teniendo una reacción alérgica, ya que podría tratarse de algo más grave como una anafilaxia (reacción alérgica grave).

Mala circulación: Esta es otra causa común de pies o tobillos hinchados. La mala circulación puede ser consecuencia del sobrepeso, la obesidad o el tabaquismo. También es posible tener una mala circulación debido a la genética o a una mala elección de la dieta, como comer demasiada sal (sodio) o alimentos llenos de azúcar, como las barritas de caramelo y los refrescos.

Retención de líquidos. Es la causa más común de las piernas hinchadas. Ocurre cuando el cuerpo retiene más líquido para protegerse de la deshidratación causada por el calor o la actividad física. Cuando el líquido se filtra de los vasos sanguíneos a los tejidos, puede hacer que la piel se vea hinchada y distendida.

Venas varicosas. Se trata de venas hinchadas y retorcidas que permiten que la sangre se acumule en ellas en lugar de volver al corazón por los canales normales. Las varices pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero se notan más en las piernas porque están sometidas a más presión que otras zonas.

Deshidratación. Si no se bebe suficiente agua, el cuerpo no puede eliminar el exceso de sodio y otros productos de desecho de forma eficaz. Esto desencadena un aumento del volumen sanguíneo, que hace que el líquido se filtre en los espacios intersticiales entre las células. ¿El resultado? Piernas y pies hinchados.

Insuficiencia cardíaca. Si el corazón no bombea la sangre de forma eficiente desde el corazón al resto del cuerpo, puede producirse una acumulación excesiva de líquido en las venas y arterias, lo que provoca hinchazón en las extremidades y otras partes del cuerpo.

Embarazo. Cuando una mujer se queda embarazada, su cuerpo produce mayores niveles de estrógeno para favorecer el desarrollo del feto. El estrógeno relaja el tejido muscular liso de todo el cuerpo -incluidas las venas y las arterias- haciendo que se dilaten (expandan). Esto aumenta el flujo sanguíneo a través de esos vasos, lo que provoca una hinchazón en todo el cuerpo, incluso en las piernas y los pies.

Lesiones: La causa más común de las piernas hinchadas son las lesiones. Si sufres una lesión, como un esguince o una fractura de hueso, esto puede afectar al flujo sanguíneo y causar hinchazón en las extremidades inferiores. La hinchazón después de una lesión suele producirse en 24 horas, por lo que es importante que acudas al médico si crees que ésta puede ser la causa de tu(s) pierna(s) hinchada(s).

Envejecimiento: A medida que envejecemos, nuestras venas pierden elasticidad, lo que las hace menos capaces de devolver la sangre hacia el corazón de forma eficiente, lo que provoca hinchazón en las piernas (edema). Por ello, las personas mayores suelen tener los tobillos y los pies hinchados, en comparación con las personas más jóvenes, que no tienen este problema.

Piernas hinchadas: remedios

El primer remedio para las piernas hinchadas es la alimentación y el ejercicio. La dieta debe incluir raciones adecuadas de verduras y frutas cada día y estar equilibrada en cuanto a hidratos de carbono, proteínas y grasas. También es importante mantener un peso saludable.

El ejercicio también es importante para prevenir la hinchazón. Los mejores ejercicios son los que implican a todo el cuerpo, como caminar o hacer footing. La natación también es un buen ejercicio porque implica a todo el cuerpo, pero también puede ser peligrosa si tienes hipertensión o problemas de corazón porque hace que tu corazón trabaje más. Si tienes estos problemas de salud, habla con tu médico antes de hacer cualquier programa de ejercicios.

Si tiene hinchazón en una sola pierna, puede deberse a un coágulo de sangre en las arterias o venas de esa pierna. Esto puede ocurrir si tienes diabetes u otra enfermedad que afecte al sistema circulatorio del corazón. Otras causas son las lesiones o las infecciones. Si los síntomas no mejoran en dos semanas o si empeoran con el tiempo, acuda a su médico para que le evalúe.

La terapia de calor es otra opción para tratar la hinchazón de los pies o las manos debida a las varices u otras causas. El calor puede ayudar a relajar los músculos que están tensos por estar de pie todo el día o por correr detrás de los niños todo el día. El calor también ayudará a promover la circulación para que los nutrientes puedan llegar a las terminaciones nerviosas que pueden estar causando dolor. La mejor manera de utilizar la terapia de calor es con una bolsa de agua caliente o una almohadilla térmica a baja temperatura (1-2). También puede sumergir los pies en agua caliente.

Los medicamentos también pueden ayudar a reducir la hinchazón de las piernas al ayudar a aumentar el flujo sanguíneo a través de ellas. Algunos medicamentos que pueden recetarse son los inhibidores de la ECA o los bloqueadores de los receptores de la angiotensina (BRA), que se utilizan para tratar la hipertensión arterial. También pueden utilizarse corticosteroides para tratar los casos graves de edema causados por afecciones como la insuficiencia cardíaca o la enfermedad renal.

Remedios naturales

También existen remedios naturales para las piernas hinchadas que pueden combinarse con una buena nutrición y actividad física para favorecer la microcirculación y reducir la inflamación. Suplementos naturales para las piernas deshinchadasLos remedios naturales pueden ser de gran ayuda para aliviar los síntomas de las piernas hinchadas.Los remedios naturales a base de hierbas y plantas medicinales incluyen, por ejemplo:

centella asiatica

escoba de carnicero

vid roja

arándanos y frutos rojos

ginkgo biloba

castaño de indias

Veamos ahora en qué zapatos centrarse para mejorar la microcirculación y estimular el empuje venoso desde el talón hacia arriba.

  • Zapatos con plantilla anatómica extraíble. Lo ideal es disponer de una plantilla ortopédica a medida -es decir, hecha a medida tras pasar por un exhaustivo control podológico- que se pueda trasladar a cualquier zapato, ya sea de verano o de invierno.
  • Zapatos con «medio» tacón o con un tacón no demasiado alto. Para que quede claro, la elevación perfecta es de 4 cm a un máximo de 7 cm, no más. El tacón también debe tener una base ancha, lo que significa que no es un estilete.
  • Si de todos modos se decide por un zapato más alto, entonces mejor una cuña con una buena base ancha, o un escote o sandalia con un gran tacón y plataforma. Es importante que no haya una gran diferencia de altura entre la punta y el talón.
  • Calzado siempre y sólo en materiales transpirables.
  • Zapatillas con plantilla elástica y elevación interna que estimulan aún más la bomba plantar y al mismo tiempo masajean toda la planta del pie mientras se hace ejercicio (como correr o caminar a paso ligero).

Tratamientos específicos para las piernas hinchadas

Existen varias formas de tratar las piernas hinchadas, entre ellas tratamientos específicos como la presoterapia, el drenaje linfático, la crioterapia, la fisioterapia y los tratamientos osteopáticos, realizados por personal cualificado en centros médicos, de belleza y de bienestar, y que pueden utilizarse si la dieta, el estilo de vida y los suplementos no aportan suficientes beneficios.

Más información sobre los tratamientos

  • Presoterapia: consiste en aplicar presiones de aire sobre diferentes partes del cuerpo para favorecer el drenaje linfático. Esta técnica promueve, además, la oxigenación de los tejidos y recupera la elasticidad cutánea facilitando la regeneración tisular.
  • Masaje de drenaje linfático. Un tipo de masaje que ayuda a mejorar el flujo linfático aplicando presión en puntos específicos del cuerpo. Un terapeuta utilizará sus manos o un dispositivo mecánico para aplicar presión en estos puntos, lo que estimula el movimiento linfático a través de los ganglios linfáticos situados en diferentes partes del cuerpo. Este tipo de masaje ha resultado eficaz para tratar el edema causado por la insuficiencia cardíaca congestiva (ICC) o la enfermedad renal.
  • Crioterapia (terapia de frío). Técnica que consiste en exponer las zonas de la piel afectadas por el edema o la hinchazón a temperaturas frías (-20ºC/-4ºF). Este método puede utilizarse como parte de un plan de tratamiento global para las piernas hinchadas o como opción de tratamiento independiente cuando otras

Masajes

Los masajes son útiles para favorecer la microcirculación y drenar el exceso de líquidos, mejorando así los síntomas relacionados con las piernas hinchadas.Lo ideal es consultar a un profesional que sepa practicar el masaje de drenaje linfático, un tipo de masaje que consiste en «bombear» los líquidos hacia las estaciones linfáticas y de ahí hacia los órganos de eliminación (en primer lugar los riñones). Sin embargo, el automasaje también puede dar buenos resultados: en este caso, basta con masajear las piernas con movimientos circulares de abajo hacia arriba, empezando por los pies y terminando en los glúteos. Para realizar el masaje, se utilizan cremas fluidas o aceites de masaje que contienen extractos de:

escoba de carnicero

centella

vid roja

castaño de indias

o aceites esenciales de enebro, romero, limón y menta.

mujer, yoga, estiramientos
Photo by StockSnap on Pixabay

Ejercicios para las piernas hinchadas

Para aliviar la hinchazón de las extremidades inferiores, se puede proceder a una caminata enérgica durante un cuarto de hora aproximadamente, seguida de ejercicios en la colchoneta con las piernas elevadas, y concluir con estiramientos.

Uno de los remedios rápidos para las piernas hinchadas es precisamente elevar las piernas contra una pared u otro soporte, con la espalda en el suelo, por lo que los mejores ejercicios para deshinchar las piernas son los que se realizan en esta posición.

Los ejercicios para las piernas hinchadas pueden realizarse en casa sin necesidad de ningún equipo especial. Toda la familia podrá participar y disfrutar de ellos juntos. También son muy útiles para las personas mayores que tienen dificultades para moverse por sí mismas.

Ejercicios con las piernas elevadas

La mejor manera de empezar a ejercitar las piernas hinchadas es elevándolas por encima del nivel del corazón mientras se está tumbado de espaldas. Esto ayudará a reducir el exceso de líquido acumulado y a estimular la circulación sanguínea. Para hacer este ejercicio

Túmbese boca arriba con la cabeza apoyada cómodamente en una almohada o cojín. Los brazos deben estar a los lados o apoyados en el pecho.

Levante las piernas ligeramente del suelo (unos 10 cm) hasta que estén perpendiculares a la posición inicial (las pantorrillas deben estar paralelas a la espalda). Mantenga esta posición mientras inspira profundamente por la nariz.

El tercer ejercicio consiste en tumbarse de espaldas con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo; a continuación, levante una pierna en un ángulo de 90 grados y flexiónela hacia el pecho lo máximo posible sin que le cause dolor; ahora haga este ejercicio tres veces por pierna.

¿Cómo prevenir las piernas hinchadas?

Todos los remedios enumerados son muy útiles para tratar pero también para prevenir las piernas hinchadas.Seguir una dieta adecuada y hacer ejercicio regularmente con ejercicios específicos ayuda a deshacerse de las piernas hinchadas de forma eficaz. La dieta y el ejercicio se combinan mejor con suplementos, masajes y tratamientos: un remedio preventivo muy sencillo son las duchas que alternan agua caliente y fría, que pueden reactivar rápidamente la circulación. Las personas que tienen trabajos sedentarios en los que pasan mucho tiempo de pie o sentadas en sus escritorios deben hacer pausas cada 30-40 minutos para desentumecer las piernas, con un breve paseo o unas cuantas elevaciones en puntas de pie.Tenga cuidado con los tacones excesivamente apretados, las medias y los pantalones muy ajustados, que comprimen los tejidos y ralentizan la circulación.

En conclusión, si necesitas algún tratamiento para las piernas hinchadas, nunca sufras en silencio, recurre a estos remedios y mira cuál es el más adecuado para ti.

Leave a Reply